Se estima que 5.000 personas accedan en el sistema público de salud al innovador tratamiento preventivo para el VIH, durante el primer año de su puesta en marcha. Se trata del uso de Profilaxis Pre-Exposición (PrEP), que consiste en la combinación de dos fármacos antirretrovirales (ARV), en un solo comprimido oral el cual reduce el riesgo de adquirir el virus.

Con respecto a la entrega señaló: “ponemos al servicio de la comunidad, el uso de un medicamento específico PrEP, que se utiliza en aquellas personas que son negativas para el virus de VIH, que no han tenido contagio, pero que tienen una posibilidad muy alta de que contraigan la enfermedad”.

El PrEP se encuentra disponible en 9 hospitales desde el 1 de agosto, es una de las estrategias de prevención combinada que forma parte del Plan Nacional VIH/SIDA 2018-2019 del Ministerio de Salud, y que forma parte de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ONUSIDA.

Estudios Internacionales, han demostrado, que usar combinadamente antirretrovirales reduce significativamente el riesgo de infección, siempre y cuando el usuario adhiera al uso. Chile se suma a los países latinoamericanos que han iniciado su entrega, Perú, México y Brasil.

Durante la actividad, el ministro Mañalich manifestó la importancia del uso del condón como método preventivo. “El uso del medicamento PrEP ha indicado, según la experiencia internacional, que la gente deja de usar preservativo, con un exceso de confianza y deja de usarlos y es por eso que junto a la entrega del tratamiento a las personas se le entregan gratuitamente preservativos porque ustedes saben que este medicamento va a prevenir la infección por VIH, pero no va a prevenir las otras infecciones de transmisión sexual, que en Chile están aumentando muy rápidamente como son: gonorrea y sífilis. Desde luego este medicamento no va a impedir la posibilidad de un embarazo no deseado”.

La estrategia está dirigida a Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH), personas trans, trabajadores y trabajadoras sexuales y personas con mayor riesgo de exposición al VIH.

El fármaco disponible, Tenofovir/Emtricitabina (TDF/FTC), ha demostrado en estudios de campo controlados, evidencia científica sólida en la reducción de la adquisición del VIH, especialmente en personas de mayor vulnerabilidad y riesgo. Su uso se complementa con una consejería, entrega de preservativos y lubricantes. La profilaxis consiste en 1 dosis diaria.

Inicialmente el acceso al fármaco se realizará en 9 hospitales, divididos en macrozonas: Zona Norte: Hospital de Antofagasta; Zona Central: Luis Tisné, Padre Hurtado, El Carmen de Maipú, Barros Luco, San José, San Juan de Dios; Zona Sur: Hospitales de Temuco y Puerto Montt.

Se trata de una implementación progresiva para ir acompañando y monitoreando su funcionamiento en la red asistencial y la respuesta de la población a este servicio, el objetivo es ampliar el acceso a PrEP a todas las regiones del país al 2020.

El secretario de Estado, destacó y reforzó la estrategia de diagnóstico de nuevos casos: “nosotros queremos que el número de pesquisas aumente rápidamente, necesitamos hacer el diagnóstico de personas que viven con VIH de aquí a diciembre del 2020, al menos de 13 mil nuevas personas, porque eso es lo que ONUSIDA nos ha dicho que es el número de personas que podrían estar viviendo sin saber que tienen VIH. Esto nos permitirá cumplir con la primera meta de internacional que es el 90% de los personas que viven con VIH lo saben”.

Esta estrategia está implementada específicamente en los centros de atención para personas que viven con el VIH y/o Unidades de atención de ITS (UNACESS) de los hospitales.

AI2W2300

Cómo acceder al tratamiento

Para acceder a esta prestación, los usuarios deben tener 18 años y ser beneficiario de FONASA.

El procedimiento es el siguiente:

– El interesado debe acercarse a uno de los 9 centros asistenciales donde será atendido por un equipo clínico que le realizará algunas preguntas conductuales y otras sociales y demográficas, para conocer su vulnerabilidad y riesgo a la infección por VIH, que serán ingresados a un formulario de atención.

– En la primera consulta, se le solicitarán exámenes, para evaluar su condición de salud, y/o factores de riesgo a enfermedades crónicas, previo a firmar una autorización. El primer examen es el Test Rápido (TR). Si el resultado es negativo, se le tomarán los siguientes exámenes: VDRL o RPR, para detectar sífilis; tamizaje de hepatitis B y hepatitis C; exámenes para evaluar la función renal y medición de perfil hepático. Adicionalmente se le podrá realizar otros exámenes.

– Si el Test Rápido es reactivo, se le tomará una muestra venosa de sangre, para el proceso diagnóstico del VIH, que será enviada al hospital de referencia para su procesamiento y posterior envío al ISP. Dependiendo del resultado de sus exámenes podrá o no ingresar a este programa.

– Si el Test Rápido es no reactivo el resultado será entregado el mismo día. Los resultados de los otros exámenes serán entregados en un próximo control, al cual será citado en un lapso de 15 días aproximados.

– Una vez que se realiza los exámenes en la primera consulta, se deberá asistir a control con el médico para conocer los resultados y será él quien determine si puede o no ingresar a PrEP.

– Si es incluido en el programa PrEP recibe un frasco con dosis para un mes.

Se realizará control con el equipo clínico a los 30 y luego cada 90 días, donde se le realizará nuevamente test rápido para VIH y de función renal. Cada 6 meses se realizará, además, examen de VDRL o RPR.

FLUJO-PREP FINAL